Proyecto de diseño de interiores de vivienda - Maresme


Descripción del proyecto

Proyecto de diseño de interiores de vivienda

Proyecto de interiorismo para la reforma de planta baja y jardín en vivienda unifamiliar.

La prioridad era conseguir integrar la zona exterior con la casa, consiguiendo espacios amplios, cómodos y abiertos.
Aprovechar la luz que entra por los 4 vientos de la vivienda. Y potenciar los espacios en su interior.

El punto de partida para este proyecto de diseño de interiores fue unificar superficies interiores e exteriores a partir de un mismo pavimento. Escogimos un porcelanico imitación madera que tenia ambos acabados para colocarse indoor y outdoor. Con el mismo aspecto y acabados. Con este pavimento conseguimos que los suelos se convirtieran en infinitos. Y conseguimos enmarcar la piscina y construir los perímetros de la casa con el mismo material para no mezclar mas materiales.
El acabado del porcelánico escogido es Roble natural

El siguiente paso fue ampliar el hueco d entrada y salida a este jardín, y se amplio y se proyecto una ventana corredera completamente escamoteable, lo cual permite una apertura del 100% del hueco.

Una vez en el interior los espacios proyectados, fueron: un gran recibidor, zona de lavadero y planchador, aseo de cortesía, cocina, comedor y salón.

El recibidor, un juego de paneles que ocultan puertas, una de acceso al lavadero, otra al aseo y otra a la bajada del parking. Ocultadas como si de armarios se trataran. A través de un panelado de Dm lacado y con el diseño justo para ocultar las puertas.
Un biombo de lamas d madera nos marca la separación entre el recibidor y la subida de la escalera a p1.
Para evitar una visual totalmente abierta de este espacio y delimitar estas dos zonas.

El lavadero, de planta larga y perfectamente estudiado para conseguir la máxima capacidad. Líneas simples elegantes y limpias. Solo destacamos una pared con cerámica vertical con geometría en los mismos tonos que la laca. Es el punto diferenciador de un espacio neutro y q siempre queremos que tenga una apariencia “limpia”.

El aseo, la siguiente puerta oculta en este juego de paneles del recibidor. Totalmente revestido con porcelanico acabado piedra natural en formato 120×90 para crear un dibujo de juntas simple.
Cisterna empotrada y un lineal de iluminación indirecta en la zona donde albergamos el wc. Y un mueble de líneas rectas con cajones en laca del mismo tono que la puerta y panelado, y encimera de roble natural que recoge una pica en mármol negro veteado mate. Que mejor base para lucir esta “escultura”. Esta encimera, como accesorios tiene la grifería empotrada de líneas simples y muy finas, y la lámpara colgante Slim de Vibia que genera una iluminación muy sutil y que nos servía para remarcar un elemento decorativo en el baño.

La puerta de acceso a la escalera, con la misma línea que el resto, no sabes si alberga una bajada oculta, o un armario….

Pasamos a la cocina, justo al otro lado del biombo… donde proyectamos una cocina, funcional, cómoda, elegante y combinada perfectamente con el espacio de comedor y a la vez de salón ya que esta pieza, es la misma. Todo abierto. Todo un único espacio sectorizado por el mobiliario.
Esta cocina parte d la combinación d dos materiales porcelanicos. Dekton fue el escogido. En dos tonos blanco y negro. Que combinamos según la zona de la cocina.
Al fondo el negro, para la zona d aguas y tratado hasta el techo.
En la isla d cocción el blanco, combinado con laterales hasta el suelo.
Un positivo/negativo que genera unos contrastes muy interesantes.
Todo ello combinado con mueble lacado en tono piedra, y combinado con aplicaciones de madera, en el botellero diseñado a medida en el frontal de la isla y en el sobre del mueble/buffet que comunica directamente cocina y comedor. En el cual integramos la vinoteca.

El comedor repite la piedra negra. Como punto principal, ya que proyectamos y diseñamos una mesa a medida para poder lucir el mismo acabado que la cocina.
Pies en bronce, generando un diseño de O’s y que sustentan un sobre de toneladas muy especial. 180×180 es lo que mide.
Las sillas se escogieron de líneas básicas y tapizadas con una tela atrevida pero elegante, que en ningún caso le quitara protagonismo a la mesa. Igual que con la iluminación, se escogen tres piezas elegantes y en tres tonalidades acorde a los colores de la casa pero que no destacan por encima d la mesa, que para nosotras era la pieza principal.

A continuación la pieza de estar, proyectada a partir de un gran rinconero, enfocado a la vistas del jardín y la piscina. Y separado por un elemento divisor diseñado a medida para almacenar libros y otros detalles.
Mismas líneas para el mueble que alberga la tv. Mismos colores y misma combinación de acabados. Mismo patrón para toda la planta.
Al lado del sofá, acompañamos el punto d lectura desde un gran aplique en la pared.
Y el punto más atrevido lo conseguimos con la tapicería d las butacas con “zebra” un punto más original para romper la sobriedad del espacio.

Espacios elegantes, donde los materiales escogidos se van repitiendo y funcionan en cada estancia de una manera diferente.

Referencia

MARESME

Categoría

viviendas

Lugar

Barcelona

Share This