7 recomendaciones para espacios infantiles
Por espacio infantil entendemos el dormitorio y la zona de juegos que pueden compartirse o no. La recomendación imprescindible es que tenga luz natural. Para otras claves también interesantes, lee con atención este post.

junio 29, 2022

Nunca mejor dicho, crear en casa ese universo para los más pequeños es cuestión de imaginación. Por suerte, hay muchas firmas especializadas en el sector infantil con propuestas fantásticas de muebles, textiles, papeles pintados, iluminación, accesorios, etc.

En el estudio hemos realizado dormitorios y zonas de juego muy diferentes porque cada niño/a es un mundo y por eso mismo nos hemos encontrado con situaciones distintas de cómo plantearlas que queremos compartir contigo por si te sirve de ayuda alguna de nuestras recomendaciones.

01

Qué hacer con las paredes del dormitorio de tu bebé es una de las primeras decisiones que has de tomar cuando la vayas a montar. Las opciones son infinitas, pero si no quieres dejarlas blancas, opta por decorarlas con un bonito papel pintado o con un color liso que te guste. Eso sí, ha de ser en un tono suave, que armonice con el conjunto, y hazlo en una sola pared, sino cargarás visualmente el ambiente.

02

Si eres de las afortunadas que cuentas con dos estancias contiguas para destinarlas a los niños, conéctalas con una puerta corredera que ellos puedan abrir fácilmente. Una dedícala al dormitorio y la otra a la zona de juegos y/o de estudio. Lo importante es que las amuebles y decores con la misma línea en cuanto a tonos, acabados, etc. para que se vean como un único espacio cuando lo tengas abierto.

03

Para una zona de juegos, lo importante es la seguridad y esto lo consigues planteándote todo lo necesario a ras de suelo y evitando muebles con cierta altura. Las alfombras son un recurso muy práctico y asequible, elige una o varias, de formas divertidas, lisas o con dibujos y de tejidos agradables como el algodón o la lana, y si se pueden lavar en la lavadora, mejor. Otra idea son unas colchonetas con cojines, que les servirán para sentarse a leer o jugar y hasta para dormir un ratito si se cansan.

04

Si eres de las que huye de tener todo el dormitorio de bebé con la misma colección de mobiliario y prefieres crear tú el conjunto con piezas sueltas que te gusten, adelante. ¡Puede quedar bien bonito combinar diferentes materiales y diseños! Lo importante en estos casos es que sean de la misma tonalidad clara para neutralizar esta variedad. Para el resto -textiles, papel, etc.- ya puedes atreverte con colores más llamativos pero dentro de una misma gama.

05

En el dormitorio infantil tienes un radiador y te preocupa que, cuando el bebé empiece a moverse, pueda tocarlo. ¿Cómo esconderlo y que se integre bien? Es tan fácil como cubrirlo con un cajón de madera hecho a medida que tenga la parte frontal con una rejilla que permita salir el calor. Píntalo del mismo color que las paredes y conseguirás que pase totalmente desapercibido. Además, la parte superior siempre la podrás utilizar de apoyo para poner lo que quieras: libros, juguetes, una lámpara, etc.

06

¡Disponer de una estancia solo para juegos es como tener un tesoro en casa! Introduce esas piezas y muebles que te gusten o que os hayan regalado. Quizás tengas más de un hijo y has de contar, entonces, con cubrir necesidades lúdicas de diferentes edades. Ah! Y no te olvides de un cómodo asiento para ti, que igual te sirva para leerles un cuento, para darle el pecho o simplemente para mirarlos mientras juegan. Otra cosa: puedes hacer que todo sea del mismo color claro, relajante, pero también puedes optar por colores atrevidos… porque aquí se viene a tener actividades divertidas!

07

Lo más habitual es que en el mismo dormitorio debas crear un espacio para jugar. Todo va a depender de los metros disponibles. Reserva el principal para la cama o la cuna, lejos de la ventana, no te olvides del armario o de una cómoda para la ropa y, si es bebé, del cambiador y de una butaca para la lactancia. En el espacio que te quede libre pon aquello que necesite para sus momentos de juego. Eso sí, mejor poco pero que aporte mucho, ya que lo que no debes hacer es ocupar en exceso su habitación porque el/la peque necesita moverse.
Como decíamos, cada niño es un mundo y también lo son sus espacios en casa. Tú mejor que nadie sabes lo que tu hijo/a necesita y esperamos que nuestras recomendaciones te hayan ayudado un poquito, pero si necesitas resolver cualquier otra duda, escríbenos.

Otras entradas

Inspiración
Descubre las texturas y los colores que hacen verano
Soluciones
Cómo sacarle el mejor partido a tus espacios exteriores
Los preferidos de Pia
Nuestra selección de papeles pintados para paredes con mucha personalidad
Inspiración
¿Sofá rinconero o sofá con chaise longue?
Soluciones
Despejamos tus dudas sobre los suelos de madera
Tips deco
8 ideas para transformar tu recibidor

BLOG

Nos hemos propuesto cada mes compartir contigo en nuestro blog consejos e ideas de decoración, espacios inspiracionales, recomendaciones, etc.