Buscar
Buscar

La decoración contract y retail versus la residencial

Entra en escena del blog un concepto que debes conocer bien, el contract. Te contamos en qué consiste de forma sencilla y práctica.
marzo 22, 2023
Índice de contenidos

Este año estrenamos otra nueva sección en nuestro blog. A la de ‘Eventos y colaboraciones’ de principio de año, se suma esta otra que llamaremos ‘Contract’ y que creemos que debe incluirse teniendo en cuenta la cantidad de proyectos que desarrollamos en el estudio para este otro sector, aunque el residencial sigue predominando entre nuestros trabajos.

Y como sabemos que a lo mejor este concepto del contract te suena, porque te gusta la decoración y el interiorismo de todo tipo de espacios y lo has visto o escuchado alguna vez, pero no sabes exactamente en qué consiste, aquí estamos para explicarlo bien. Sobre todo creemos que es importante en este primer post, a modo de presentación, ya que será una sección habitual en nuestro calendario de publicaciones.  

Es más, vamos a ir un poco más allá y también te vamos a hablar de otro sector, el retail, donde también hemos hecho algún proyecto, y que muchas veces se confunde. Trataremos de hacerlo claro y sencillo de entender, sobre todo sabiendo que quizás tú no seas un profesional de este ámbito de trabajo.

Sala de reuniones del Hotel Catalonia

Proyectar la decoración de un espacio público

Si te parece, vamos a hacer una primera definición rápida y esquemática para que veas las principales diferencias. Hablamos siempre de proyectos de arquitectura, decoración e interiorismo, pero según el tipo de cliente y el espacio varían entre una nomenclatura sectorial u otra:

  • Proyectos residenciales: no tiene demasiado misterio. Aluden a todo tipo de viviendas particulares, que pueden ser en forma de casa unifamiliar, piso, loft, dúplex, apartamento, estudio…

 

  • Proyectos contract: en inglés significa ‘contrato’ asociándolo en este caso a la idea de volumen, a cantidades importantes de producto. La tipología más conocida de estos proyectos son los hoteles y restaurantes, y toda la extensión de negocios relacionados (cafeterías, discotecas, bares, terrazas de copas…), pero también se incluye el sector de las oficinas, educación, salud y edificios públicos.

 

  • Proyectos retail: tomando de base el término inglés comercial de ‘al por menor o al detalle’, hace referencia a proyectos comerciales que engloban negocios como pueden ser: supermercados, sucursales bancarias, tiendas, peluquerías, restaurantes de comida rápida, centros comerciales, ópticas…

 

Digamos que los dos últimos tienen en común, como primer rasgo diferenciador, que se trata de espacios públicos de uso colectivo, aunque la dinámica en el desarrollo del proyecto varía dependiendo de la envergadura de unos u otros.

Proyecto Retail: Reforma de la panadería La Farineta

Cuidar la imagen estética, el origen de todo

Como decimos, su carácter público les obliga de alguna manera a tener que cuidar mucho la estética de la imagen que proyectan si quieren diferenciarse. Es decir, cada vez más, todos los negocios, ya sean de hostelería o comerciales, apuestan por invertir en interiorismo poniéndose en manos de profesionales capaces de llevar a cabo el proyecto integral.

La prueba es que fueron muchos los decoradores e interioristas que dedicándose al sector residencial, ampliaron el campo de acción al ver que existía dicha demanda. Incluso a día de hoy podemos afirmar que existen estudios especializados sólo en contract, o sólo en retail, de la misma manera que hay estudios que sólo quieren hacer viviendas. Y seguro que lo estás pensando, y es que en muchos establecimientos de contract, se busca conseguir sensaciones propias de una vivienda, como puede ser confort, calidez, elegancia, etc. En un hotel siempre te gusta sentirte como en casa, ¿verdad?

Proyecto contract: renovación de un hotel

¿Quiénes son los llamados prescriptores?

Una de las particularidades que definen los canales de contract y retail es que en la mayoría de ocasiones el cliente -llámese en este caso la propiedad del hotel, de la tienda, de la oficina, etc- no es el que decide directamente dicho trabajo, sino que recurre a profesionales especializados en los que delega las decisiones de compra y que se llaman prescriptores.

Y estos profesionales, que hacen de intermediarios y toman las decisiones de cada proyecto, somos los arquitectos, diseñadores de interior, decoradores, etc. Porque en esta profesión a la hora de desarrollar todo el proyecto de contract o retail, se incluyen los conocimientos técnicos que exigen todos los productos que van a formar parte de éste -muebles, textiles, iluminación, etc.-, ya que en muchas ocasiones son diferentes a los que se utilizan en una vivienda.

Proyecto contract: Centro de Spa del Hotel Catalonia

Los productos contract son específicos para estos proyectos

Esa diferencia reside en las propias características de fabricación, en los componentes de los productos. Porque, insistimos, hablamos de espacios públicos donde tiene lugar un tráfico intenso de muchas personas. Según el tipo de proyecto, la exigencia sobre los productos puede variar, es decir, los huéspedes de un hotel, por ejemplo, utilizan directamente los productos que forman parte de la habitación, como pueden ser las sábanas o las toallas. Esto significa que han de ser productos de alta exigencia.

Además, no tienen nada que ver con las toallas y las sábanas que tú tienes en casa porque los tejidos para el sector contract, son diferentes, sobre todo, más resistentes a una cantidad insufrible de lavados intensivos, en este caso, y manteniendo intacta al mismo tiempo su cuidada estética, textura y color. O como podría ser el tejido de los parasoles de la piscina de un hotel o de un restaurante. Han de ser capaces de soportar las inclemencias del tiempo, de no perder color con la incidencia del sol, etc. porque no se pueden cambiar cada dos por tres. Se compran grandes partidas y han de durar mucho tiempo.

Estilismo del restaurante 2cero7

A más exigencias, más conocimientos

Si hablamos de una tienda o un supermercado, por poner un ejemplo de retail, un aspecto importante a tener en cuenta es el pavimento. Hay que pensar que lo pisarán muchas personas a lo largo del tiempo y que sufrirá con los productos químicos industriales de higienización diaria, por tanto, ha de cumplir una serie de requisitos también en materia de componentes.

Por no hablar de otros aspectos que en una vivienda, un interiorista ni se plantea, como pueden ser las cuestiones de seguridad que se exigen en estos establecimientos, tanto de contract como de retail. Hay que conocer, pues, todas las normativas que, además, van variando en el tiempo e incluso de una comunidad autónoma a otra también. Hasta incluso los tejidos tienen su propia exigencia en materia de seguridad contra incendios, ya que están obligados a ser ignífugos.

Guardería para infantes Happy Way

Profesionales y marcas especializadas

Es por todo ello que el llamado prescriptor en los proyectos contract o retail debe tener unos conocimientos muy específicos para desarrollar estos trabajos, empezando por la propia obra, a efectos de instalaciones, de medidas mínimas que se exigen, de eficiencia energética a cumplir, etc. Y cuanto mayor es el proyecto, mayores son las exigencias y la necesidad de un equipo más amplio y especializado. Porque no es lo mismo proyectar un hotel que una tienda de ropa.

Y de la misma manera que hay arquitectos, interioristas y decoradores que hacen proyectos solo residenciales o solo de contract y retail, o de todos, también las marcas proveedores que forman parte de estos proyectos pueden o no tener una línea específica de contract y retail dentro de su catálogo o directamente estar especializados solo en ambos sectores.

Sótano del edificio de apartamentos 8Sides

El servicio es más exigente, con opción al ‘llave en mano’

Y no solo eso, sino que en estos casos, las empresas especializadas en estos sectores han de ofrecer un servicio diferente con plazos de entrega inmediatos, disponer de importantes stocks permanentes, tener capacidad de grandes cantidades de producción, contar con instaladores especializados, ofrecer una red de distribuidores de gran alcance o tener un equipo de diseñadores conocedores de las últimas tendencias.

Muchos de estos prescriptores, de la mano de estas empresas de equipamiento especializadas, incluyen entre sus servicios también la opción que se conoce como ‘proyecto llave en mano’, no tan habitual en el sector residencial. Se trata de responsabilizarse de toda la cadena de trabajo, desde el primer boceto del diseño del espacio hasta las flores que se ponen en un jarrón.

El tema puede dar para mucho más pero creemos que como presentación
y para diferenciar cada sector es suficiente, ¿verdad?
Y seguro que ahora ya sabrás identificar cada proyecto que veas.

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor