Soluciones

Despejamos tus dudas sobre los suelos de madera
A simple vista, todos los suelos de madera te pueden parecer iguales, pero para nada es así. Vamos a tratar de explicarte los diferentes tipos y acabados para que aciertes con tu elección.

8 junio 2022

Podríamos decir que a la hora de tratar el tema de los suelos de madera debemos tener en cuenta tres aspectos importantes: el tipo de parquet, el acabado y el sistema de instalación. Es básico que entiendas cada uno de ellos, sobre todo, para que cuando vayas a la tienda o cuando lo comentes con tu interiorista, sepas de qué te están hablando.

Seguro que te suenan palabras como parquet, tarima, laminado… ¿Quieres saber cuál es la diferencia? ¿Y porqué unos van encolados, a otros los llaman flotantes, qué duración tiene cada uno, cómo se diferencian, etc.? Tampoco pretendemos hacer de este post un master formativo, pero sí dejarte claras las ideas principales sobre el tema.

Conoce los diferentes tipos de parquet

Para empezar, que sepas que la palabra parquet es muy genérica y se utiliza para agrupar diferentes tipos de suelos. Es importante que conozcas cuál es la composición de cada uno, no te fíes solo de la estética que ves y ,sobre todo, analiza primero cuáles son las necesidades de tus espacios.

Parquet de madera maciza: es el suelo de madera por excelencia y el más duradero de todos, también el más caro y el más complicado de instalar. Su grosor puede variar entre 14 y 22 mm, lo que permite que sea restaurado en diferentes ocasiones.

Parquet de tablilla: es el más tradicional y se compone de tablillas macizas que se encolan, pulen y barnizan en obra. Tienen entre 8 y 14 mm de espesor y su instalación es lenta.

Parquet multicapa: está formado por tres capas de madera encoladas y se considerará siempre parquet cuando la superior exterior tenga entre 2,5 y 4 mm de espesor, según la calidad.

Parquet laminado sintético: como su nombre indica, no es de madera, sino que está compuesto de fibras de alta densidad sobre las que se imprime una imagen decorativa cubierta por resinas. De esta forma, se protegen del uso, las manchas y los arañazos.

A la pregunta de cómo diferenciar el parquet o la tarima es cuestión de buena observación. Fíjate en las lamas de madera; si son todas iguales, es tarima, y si son diferentes entre ellas, es parquet.

¿Cómo se colocan y qué resistencia tienen?

A la hora de colocar estos suelos se habla básicamente de dos sistemas. El encolado, como su nombre indica, se basa en fijar las tablas al suelo mediante un adhesivo, previa elección del tipo de diseño que queramos darle (en diagonal, en escalera, en espiga, etc). Y el flotante consiste en unir las lamas entre sí a través de unas ranuras y con un mecanismo tipo ‘clic’ que no necesita adhesivo. Los multicapa y los laminados son los que se instalan más mediante este sistema.

De media, un parquet o tarima puede durar entre 20 y 30 años o incluso más, aunque en ello influye si tiene un mantenimiento adecuado, si la instalación está bien hecha y, sobre todo, de la propia calidad de los materiales. Un laminado, por su parte, suele durar unos 20 años pero la diferencia es que al no poder ser lijado, cuando se deteriora, hay que cambiarlo. Si hablamos de resistencia al agua, ambos suelos son prácticamente iguales, aunque es verdad que en estancias como cocinas y baños se recomienda mejor el laminado sintético, ya que es más práctico frente al uso y las condiciones de estos espacios; además, se puede añadir un tablero hidrófugo y que las juntas se sellen contra la humedad.

A la hora de elegir el diseño del suelo…

Como se suele decir, esto va a gustos. Te puede resultar indiferente o quizás prefieras dejarte aconsejar por tu interiorista. A veces ayuda poder verlo ya colocado en el suelo para saber si te va a gustar o no. Y en algunas ocasiones, lo va a determinar el propio suelo.

Hay diseños muy comunes, como la colocación de las tablas en paralelo pero pudiendo elegir que la junta sea libre, es decir, en largos desiguales, o que la junta sea regular, con largos iguales. Y con esta opción, también debes decidir si lo quieres colocar de forma longitudinal (paralelo a la pared más larga) o transversal.

También se pueden disponer las lamas en diagonal con respecto a la sala, normalmente a 45°, a elegir en largos iguales o desiguales.

De diseño más tradicional está el dibujo en espiga, aunque ahora ya se puede hacer también en laminados. Consiste en colocar tablas de una misma medida de forma perpendicular formando una figura geométrica con diferentes variantes.

Aunque para clásico, los suelos de madera de damero. ¡Seguro que los has visto en pisos de tus familiares más mayores! Ahora prácticamente ya no se piden pero si quieres, que sepas que se pueden disponer tanto en paralelo como en diagonal. Se trata de pequeñas tablillas, normalmente de 5 a 7 que van alternando su colocación formando un gran tablero de damas, de ahí su nombre.

No te olvides que del acabado dependerá su mantenimiento

Que el parquet sea resistente, no significa que no requiera mantenimiento, al contrario, pero éste va a depender del acabado que hayas elegido para tu suelo.

Acabado barnizado: le da al suelo de madera un aspecto brillante y moderno, resultando más resistente a la aparición de manchas y golpes gracias a esta capa de barniz. Es el que resiste mejor el tráfico y se limpia más fácil y se puede elegir entre una superficie mate o más brillante.

Acabado en aceite: sí, es de los más bonitos, porque le da al suelo un aspecto muy suave y sedoso, porque son productos naturales que nutren la madera, pero a cambio es el que va a necesitar más mantenimiento y limpieza, ya que el aceite se va eliminando y la madera queda desprotegida.

Acabado en cera: es de los más duraderos que le podemos dar a nuestro suelo de madera. Estéticamente mostrará un color ámbar, aunque si no nos gusta dicho tono amarillento, podemos optar por el acabado en base de agua, con las mismas características.

Como información adicional podemos añadir el acabado sin tratar, es decir, dejar la madera al natural, aunque debido a que no está protegido, su cuidado es muy exigente. Y si hablamos de suelos para grandes superficies o espacios públicos, de mucho tráfico, estaría el acabado acrílico que le confiere a la madera una alta durabilidad.

Sí, lo sabemos, los suelos de madera son todo un mundo, pero son tan bonitos…! En el estudio son nuestra debilidad y nos encanta cómo quedan en los proyectos, así que cualquier consulta que quieras hacernos, aquí nos tienes.

Otras entradas

Eventos y colaboraciones
Pia Capdevila colabora con importantes marcas de decoración
Inspiración
Antes y después de un proyecto de diseño de interiores en Barcelona
Soluciones
Cómo integrar chimeneas y estufas en la decoración
Tips deco
Las cortinas más recomendables para decorar tu habitación
Inspiración
Texturas y colores que son tendencia en decoración 2022
Los preferidos de Pia
Las alfombras a medida ideales (y sus marcas) para decorar tu salón este invierno