Buscar
Buscar

Los textiles en el interiorismo y la decoración de hoteles

La importancia de los textiles en un proyecto de interiorismo es innegable, tanto si son residenciales como de contract. Pero es en estos últimos, por su carácter público, donde su papel decorativo y funcional se incrementa, sin olvidar que deben cumplir unas normativas técnicas muy específicas. Te lo contamos aplicado al diseño de interiores para hoteles.

septiembre 20, 2023
Índice de contenidos

En nuestro estudio trabajamos cada día con proyectos de interiorismo y decoración, por lo que somos conscientes que los textiles son uno de los elementos fundamentales a la hora de vestir los espacios. Y aunque suelen ser de las aplicaciones que implementamos casi al final de la ejecución, hemos de decir que tenemos pensados y prácticamente elegidos todos los textiles desde las primeras fases del proyecto.

En el caso de los proyectos contract, siendo los más habituales los del ámbito hotelero -y como pasa en las casas-, debemos elegir los textiles teniendo muy en cuenta el cliente. Esto siempre es así con la idea de personalizar al máximo también este tipo de producto. En estos casos, se valora la ubicación del hotel, su estilo decorativo, el tipo de huésped, etc. y condicionantes más específicos como si hay luz natural en las estancias o el tipo de mobiliario previsto, por ejemplo.

¿Cuáles son los textiles habituales para un proyecto hotelero?

Los textiles que hay que tener en cuenta dentro del interiorismo y la decoración para hoteles abarcan diferentes aplicaciones, dependiendo también de la estancia que hay que vestir. Podríamos dividirlos en:

– Ropa de cama: sábanas, edredón, plaids, cojines, mantas, fundas de colchón, etc.
– Ropa de baño: toallas, albornoces, alfombrillas, etc.
– Tapicerías: sillas, sofás, banquetas, butacas, pufs, etc.
– Cortinas, sea del tipo que sean
– Alfombras y moquetas
– Ropa de mesa: mantelerías, servilletas, cubremanteles, etc.
– Revestimientos textiles de paredes

En cuanto a las estancias, todas son susceptibles de necesitar textiles, desde las más privadas, como son las habitaciones y baños, hasta cualquier zona común, empezando por la recepción y abarcando pasillos, salas de reuniones, restaurantes, salones de estar, spa, espacios de trabajo, etc.

Spa con revestimiento textil de pared en tono beige.

La diferenciación de los textiles contract está en su uso intenso

¿Pero cuál es la principal diferencia entre los textiles que se utilizan en un proyecto residencial y en uno hotelero? Pues que en estos últimos hay un mayor uso debido a que son establecimientos públicos y, por tanto, dependiendo de cuáles sean, van a tener que renovarse más habitualmente (tapicerías, alfombras, cortinas, etc.) y otros de uso diario (sábanas, toallas, manteles, etc.) están más sujetos a procesos de lavado y planchado muy intensos.

Los segundos sufren obligados tratamientos de limpieza de altas temperaturas y con productos químicos higienizantes. Por tanto, estamos hablado de tejidos que deben incluir en sus composiciones un plus de resistencia a dichos procesos, pero sin que por ello pierdan sus propiedades funcionales y estéticas y sus prestaciones textiles originales.

Mantelería en restaurante con composición resistente.

La normativa ignífuga, obligatoria en textiles hoteleros

Otra diferencia en los textiles contract que es de obligado cumplimiento, en base a normativas legales vigentes, es que deben incluir un tratamiento ignífugo que evite cualquier propagación de las llamas en caso de incendio. Estamos hablando de espacios donde se pueden reunir bastantes personas y cuyo uso de los textiles (al igual que otros elementos que forman parte del proyecto) deben ofrecer una seguridad total.

El Código Técnico de la Edificación, en su apartado de Seguridad en caso de incendio, regula las condiciones exigibles de reacción al fuego de los elementos constructivos, decorativos y de mobiliario, siendo los hoteles uno de los tipos de locales que deben cumplir con esta normativa de reacción al fuego de los materiales textiles existentes, especialmente en lo que hace referencia a cortinas, tapizados, ropa de cama, y moquetas y alfombras.

Hall hotelero con alfombras y más textiles con tratamiento ignífugo.

Personalizar los textiles ayuda a potenciar la imagen marca

Los interioristas que trabajamos en proyectos hoteleros debemos saber todos estos condicionantes que se exigen para los textiles contract. De ahí también la importancia de nutrirnos de proveedores especializados en estos materiales; muchos de ellos trabajan para el ámbito residencial y tienen, además, una línea de negocio específica para contract.

Y estos textiles contract poco o nada tienen que ver con aquellos primeros, sumamente técnicos, con prestaciones poco agradables ni al tacto ni a la vista. Hoy en día es posible disponer de un amplio abanico de tejidos contract, sea cual sea su aplicación, con variadas propuestas de diseño para adecuarse al tipo de proyecto hotelero en cuestión. Ah! Sin olvidar la opción de personalizarlos con el logo o el nombre del establecimiento para potenciar su imagen de marca.

Ropa de cama sobria con algunos toques de color

Obviamente, la ropa de cama en los proyectos hoteleros suele elegirse en color blanco por sus connotaciones de limpieza, elegancia y sobriedad, al igual que sucede con la ropa del baño y las mantelerías. El color ya se implementa en los accesorios textiles que visten la cama o la mesa, pero sin perder la línea armoniosa del conjunto del espacio.

En las habitaciones y suites se puede optar por crear un ambiente relajante y atemporal, con textiles de tonos suaves, para fomentar el descanso y mostrar una estancia sosegada. Otra opción es atreverse con determinados toques más llamativos en los textiles en base a la tipología del hotel (de playa, para un público joven, etc.).

Suite con papel de pared llamativo, siguiendo la tipología del hotel.

Cortinas para habitaciones y suites con diferentes finalidades

Las cortinas de los hoteles, ya sean en los dormitorios como en las zonas comunes, suelen ser de tonos claros, para tamizar la luz y a la vez facilitar la luminosidad. Hablamos de tipo visillos, ya que su carácter atemporal se adecua a cualquier estilo decorativo y su uso para abrir-cerrar es más sencillo para todos.

En las habitaciones y suites también se tienden a combinar con un segundo cortinaje, con más porte y textura, en algún tono a juego con los textiles principales del espacio para crear un hilo conductor. Y luego ya estaría el conocido en el sector hotelero como ‘foscurit’ (o tejido oscurante) cuyo tejido prácticamente no deja pasar la luz, algo muy importante en los hoteles teniendo en cuenta que generalmente no existen las persianas.

Suite con ropa de cama relajante y atemporal, con textiles de tonos suaves.

Tapicerías para todos los gustos y proyectos hoteleros

El tapizado del mobiliario juega un papel muy importante en el diseño de los espacios de un hotel. Como decimos, las opciones actualmente son muchas en cuanto a colores, texturas, estampados, etc. y, como sucede en las casas, buscamos armonizar la visión estética del conjunto también con la elección de los textiles de butacas, sofás, banquetas, sillas, etc. más adecuados según el estilo del hotel.

Piezas textiles complementarias como son las alfombras, en los proyectos hoteleros nos gusta utilizarlas para vestir los suelos y para enmarcar determinadas zonas, o bien siguiendo la misma línea estilística o bien buscando ese foco visual rompedor en el espacio que genere un efecto ‘wow!’.

No hay duda que los textiles son un componente clave dentro de cualquier proyecto de interiorismo y decoración, pero en los hoteles ofrecen ese valor añadido como elementos que van a ser utilizados, admirados y disfrutados por muchas personas.

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor