Buscar
Buscar

10 ideas de interiorista para aprovechar rincones en casa

En todas las casas siempre hay lo que llamamos rincones que no sabemos cómo aprovechar, ¿verdad? Si es tu caso, te mostramos en este post hasta 10 ejemplos en diferentes estancias de nuestros proyectos de interiorismo.

octubre 4, 2023

Cuando por fin logramos aprovechar ese espacio inicialmente inservible, deja de ser considerado un rincón, con su inevitable connotación negativa. Es así de fácil. Además, suelen ser rincones pequeños de los que crees que no hay forma humana de sacarle partido. O también puede pasar que el espacio, sin importar el tamaño, ya sea por distribución o disposición de paredes o techos, se nos presente complicado a la hora de saber cómo aprovecharlo. 

En nuestro estudio de interiorismo y decoración nos hemos encontrado con situaciones de éstas. Y nos pasa tanto en proyectos de obra nueva como en reformas o en proyectos de decoestilismo y decoración, y en cualquier estancia de la casa. Para tu tranquilidad, debes saber que hay soluciones para cualquier caso. Pueden ser puramente decorativas, otras requieren hacer el mueble a medida (lo más habitual) y otras es simplemente darle la vuelta al uso del espacio, sin más.

01

En la foto de la portada del post puedes ver en un plano general cómo se ha aprovechado el espacio del salón-comedor de esta casa del que aquí te mostramos un detalle, el más significativo de cómo aprovechar, en este caso, un mueble a medida. Apoyado en el muro de separación de la cocina, se ha diseñado un banco de madera mega-funcional. Sirve de asiento y la parte inferior oculta un almacenamiento extra. Y no solo eso, se nos ocurrió crear este cubo para libros y potenciar esta zona del salón como rincón de lectura.

Mueble a medida apoyado en muro de separación de cocina, diseñado para sentarse y almacenar cosas en la parte inferior.

02

Los espacios abuhardillados son bonitos pero también dificultan su distribución en muchos casos, ya que se generan rincones dependiendo de la altura. En este caso reservamos el rincón de la zona más alta para ubicar la ducha y así poder asearse cómodamente, y la revestimos con un material distinto para destacar su particular zona.

Ducha en zona más alta de la buhardilla con revestimiento de madera para destacar el espacio.

03

Otro ejemplo de situación recurrente que nos encontramos en las buhardillas. ¿Qué hacemos con la zona de la altura más baja? Un recurso fácil es colocar ahí un mueble y mejor si es a medida, pero en este caso fue tan fácil como mover la cama de lugar y colocarla aquí. Además, la disposición del rincón ayuda a que quede semi-oculta de la vista, teniendo en cuenta que esta buhardilla está abierta al final de la escalera.

Dormitorio con cama semi-oculta, colocada en buhardilla al final de la escalera.

04

¿Eres de las que necesita incluir una zona de trabajo en casa y ha de ser en tu dormitorio? No te preocupes. Ubícalo en el extremo de la habitación, a los pies de la cama y aprovechando la amplitud que da el lateral de ésta para poder mover la silla cómodamente. Dependiendo del tamaño del espacio que tengas, podrás hacerlo más grande o tratar de aprovechar que sea un mueble versátil que también pueda usarse como tocador, por ejemplo.

Zona de trabajo en extremo del dormitorio aprovechado simultáneamente como tocador.

05

Ay, las zonas de paso… La de rincones que pueden aprovecharse ahí y no sabes cómo. Es verdad que si trabajamos sobre una reforma integral, es más fácil plantearse qué hacer en estos casos. En este proyecto de la imagen lo aprovechamos doblemente: con un escritorio y con una parte del armario abierto. La profundidad de éste nos permitió colocar un mini-banco para calzarse, teniendo en cuenta que el zapatero está debajo. Tienes más ideas en nuestro post sobre cómo decorar y sacar partido a las zonas de paso y pasillos.

Zona de paso con mini-banco para calzarse y zapatero oculto debajo del banco.

06

Dentro de la ducha es necesario encontrar un lugar dónde colocar los productos de aseo. Crear ‘ex profeso’ estos rincones en forma de hornacina son una solución muy solicitada, ya que no ocupan espacio dentro de la ducha (necesario, sobre todo, si hablamos de baños pequeños) y, además, ayudan visualmente a tenerlo todo en orden. Puedes complementarlos con cestas o cajas, pero ten en cuenta que se puedan mojar sin problemas.

Hornacina en ducha para colocar los productos de aseo.

07

En el lavadero nunca sobra espacio, al contrario, tendemos a saturarlo de lo que nos molesta en otras estancias de la casa. Lo más recomendable para evitar ese desorden visual son los armarios con puertas. La ventaja de hacerlos a medida es que te permite aprovechar cualquier rincón que tengas por pequeño que sea. Contacta con un carpintero de confianza y trata de hacer que todos los armarios tengan los mismos acabados porque esto, estéticamente, también potencia el orden y la limpieza visual.

Lavadero con armarios con puertas, para tener todos los productos en orden y aprovechar el espacio disponible.

08

Tienes un pilar maestro en una parte del salón, que no sabes cómo integrar y/o te genera un rincón estrecho que te quita el sueño. Una idea es lanzar una línea respecto al pilar en forma de tablero de escritorio y crearte un despacho integrado en el salón. Déjalo abierto para que la luz fluya y ambos ambientes también se comuniquen, pero puedes hacer este pequeño murete sobre la mesa que te ayudará a tener menos a la vista los papeles, ordenador, etc.

Tablero de escritorio junto a pilar maestro a modo de despacho con pequeño muro para separar este espacio del salón.

09

En las cocinas pequeñas, sean abiertas o no, siempre queda el anhelo de poder disponer de un rincón, por pequeño que sea, para sentarte y tomar algo. La respuesta la tienes en una barra volada que seguro puedes situar en algún lateral que te queda ‘muerto’, por ejemplo, donde está el radiador. Con un sencillo tablón del mismo acabado que la encimera para integrarlo en el conjunto y uno o dos taburetes puedes cumplir de forma fácil y sencilla este sueño.

Barra lateral encima del radiador aprovechado como espacio para tomar algo.

10

El cabecero de las camas es uno de los rincones más valorados para sacarle partido. En los dormitorios de nuestros hijos es donde nosotras más aplicamos esta idea. Si las medidas de la estancia lo permiten, reservamos el espacio que queda entre el colchón y la pared para situar ahí el cabecero con un mueble versátil a medida. Toda la profundidad de la cama -que no es poca-, sirve de almacenamiento y lo puedes dejar abierto o cerrado. Y la parte superior hace de estante para tener a mano los objetos personales u otros más decorativos. Puedes ver otras ideas en nuestro post sobre cómo decorar y amueblar una habitación de adolescentes.

Cabecero de cama infantil usado como estante para objetos personales y decorativos.

Estamos seguras que después de leer este post no volverás a pensar que los rincones -pequeños o grandes- son una molestia a efectos de decoración o de cómo aprovecharlos. Como ves, siempre hay una solución de interiorista para cada problema. ¡Nos encanta poder ayudarte y compartir nuestras ideas!

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor