Buscar
Buscar

5 tipos de vestidores para darte ideas

Cuando hay que equipar y decorar cualquier estancia de la casa, debemos prestar atención a todos los elementos, aunque siempre hay algunos que son imprescindibles y, por tanto, el interés por ellos debe ser mayor. Es el caso de las griferías del lavabo. Para acertar con su elección hay que saber previamente el uso que va a tener, para valorar sus prestaciones, y también buscar un diseño acorde a la decoración del baño o aseo.

abril 24, 2024

El lujo quizás lo enmarcaríamos más en la cuestión del espacio disponible, entendiendo el vestidor como un espacio extra añadido al uso del dormitorio, aunque también te podemos demostrar que hemos hecho auténticas ‘birguerías’ con los metros cuadrados disponibles con tal de hacer realidad la petición de nuestros clientes. También es cierto que el poder diseñar y fabricar los muebles a medida nos ayuda mucho en estos casos.

Y no solo estamos hablando de habitaciones principales tipo suite, también hemos hecho vestidores en habitaciones juveniles. El primer paso es valorar el espacio en blanco para disponer los elementos indispensables y a partir de ahí se mira qué opciones posibles existen según la distribución, la ubicación de las ventanas, la entrada de acceso al dormitorio, etc.

A lo largo y ancho de la experiencia que nos han otorgado nuestros proyectos residenciales, podemos plantearte aquí hasta 5 opciones diferentes de vestidores según la forma del dormitorio. Estamos seguras que sacarás ideas de todos ellos y verás que es más fácil de lo que pensabas tener el vestidor soñado para tu dormitorio.

01

Vamos a empezar por la opción de vestidor más tradicional y conocida que es la de disponerlo como un espacio independiente comunicado con el dormitorio. Las opciones son aprovechar una estancia colindante en desuso para convertirla en vestidor y abrir una puerta en la pared que lo separa del dormitorio para generar un acceso directo. La otra opción es, en una reforma integral, sobre el plano de la superficie del dormitorio, reservar unos pocos metros cuadrados para diseñar ese vestidor independiente, ya sea cerrado (mejor con puerta corredera) o abierto.

02

El vestidor también suele ubicarse muchas veces en esos metros cuadrados que no sabes cómo aprovechar en el dormitorio. Así te lo explicamos en cómo sacar partido a las zonas de paso y pasillos. Teniendo en cuenta que el uso va a ser puntual, es decir, es el momento de vestirse o desvestirse y, como mucho, habrán las dos personas que comparten la habitación, esta opción está también muy demandada, sobre todo, en suites. Suele ser el pasillo generado desde la entrada hacia el dormitorio o en la zona de paso entre éste y el baño. Recomendamos que sean armarios mejor cerrados y con la misma línea de mobiliario elegido para el dormitorio para una integración total.

03

Si no quieres que el vestidor se vea como un espacio aparte, sino que buscas integrarlo más dentro del dormitorio, aquí sí que es importante saber la superficie que disponemos. Porque entonces se puede colocar la cama en el centro de la estancia y hacer que tras el cabecero esté el vestidor. Se puede jugar con la combinación de armarios altos, bajos, abiertos, cerrados, cajoneras… en un diseño a medida e incluso dejar una abertura tras la cama, conectando visualmente ambos espacios y dejando pasar la luz.

04

Precisamente, dentro de esta opción de crear el vestidor dentro del dormitorio y jugando con los muebles para zonificar, es aconsejable que éstos no lleguen hasta el techo para fomentar esta idea de integración y, a la vez, separación de usos. El supuesto mueble o muro separador, además, puede aprovecharse por un lado o por el otro para el armario o para almacenaje. Si tienes hijos en casa, esta ilusión por tener un vestidor en la habitación de tu adolescente la hace más fácil.

05

Y no queremos acabar este post inspiracional sin compartir una propuesta que creemos interesante. Entendiendo que los armarios que hay normalmente en el dormitorio, a los pies de la cama o en un lateral, empotrados o no, no se consideran vestidores como tal, igualmente puede ser una original idea optar por colocarlos en la pared que separa el dormitorio del baño en suite y dejar la parte central del armario para la puerta. Se trata de un diseño a medida en el que esta puerta ofrece la misma estética que la de los armarios, ocultándola a la vista.

Armarios empotrados en pared separadora entre dormitorio y baño.

Como has visto y leído, tener un vestidor es posible valorando a priori el espacio, las necesidades, etc. y no hablamos de tamaño, sino de plantear una óptima disposición de los diferentes elementos que forman parte del dormitorio. Ah! Y no te olvides de añadir un espejo deco-práctico en tu vestidor, no solo para mirarte, sino para generar precisamente ese efecto de ampliar el espacio, que siempre va muy bien.

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor