Cómo decorar baños pequeños

¿Quién no tiene en casa un baño pequeño? Ya sea nuevo o lo quieras reformar, deja de preocuparte por sus medidas. Te damos varias ideas para solucionarlo.

octubre 19, 2022
Índice de contenidos

Quizás te encuentras planteándote para los próximos meses una reforma o mirando el plano de tu casa nueva y resulta que hay algo que te está quitando el sueño: las reducidas dimensiones de uno de los baños… o del baño, porque solo hay uno. O quizás tienes previsto cambiar solo el baño pequeño porque hace ya tiempo que pide a gritos un ‘nuevo aire’ o porque las necesidades en casa ahora son otras.

Pero no sabes cómo plantearte su distribución, ni los muebles que has de poner, ni los acabados de los materiales, ni su decoración. Y es que en todas las casas siempre hay un baño pequeño o un mini baño, como prefieras llamarlo. ¡Qué nos vas a contar! En nuestro estudio de interiorismo y decoración de Barcelona es el pan de cada día y te vamos a ayudar con las mejores soluciones para que deje de ser un problema y disfrutes con el proceso y, sobre todo, con el cambio.

Pide ayuda a un profesional especializado

El principal handicap son los escasos metros cuadrados de tu baño pequeño, lo sabemos, como también sabemos que hay unas piezas imprescindibles que deben incluirse, como el inodoro y el lavabo; la ducha también, salvo en casos como los aseos de cortesía. Por tanto, la distribución del espacio interior del baño es el primer paso que hay que plantearse.

Y para ello debes tener en cuenta también la ubicación de la puerta, dónde está la ventana (si la hay), los bajantes del agua y las instalaciones eléctricas y con todo eso, sobre el plano, comenzar a diseñar el espacio. Esta primera parte es la más complicada y también la más importante y en la mayoría de casos se necesita la ayuda profesional para ajustar las exigencias personales a las dimensiones reales.

Decoración y funcionalidad, un tándem indisoluble

En el planteamiento del diseño de tu baño pequeño también hay otros aspectos menos tangibles que hay que tener muy presentes y que van ligados a los anteriores:

  • La funcionalidad: no te olvides que un baño, independientemente de sus medidas, es un espacio de uso diario que tiene una finalidad de higiene personal y, cada vez más, de lugar de tranquilidad y relajación.
  • La decoración: aquí entrarían todos los aspectos relacionados con la estética del baño, empezando por los materiales elegidos para pavimentos y revestimientos, hasta acabar por los detalles decorativos.


Ambos aspectos han de ir ligados si queremos obtener el resultado de un baño práctico y bonito que, cuando las dimensiones escasean, todavía ganan más importancia porque si lo consigues, puedes llegar a olvidarte de esos escasos 2, 4 ó 6 metros cuadrados que te quitaban el sueño.

Piensa bien la distribución de cada elemento del mini baño

La distribución de un baño pequeño ha de estar bien aprovechada, cada centímetro cuenta y el objetivo es buscar las soluciones constructivas, de amueblamiento y decorativas más adecuadas en cada caso que nos ayuden a potenciar un espacio más amplio.

  • La ducha debe ubicarse al fondo del baño, ya que normalmente es lo que más ocupa y así el resto del espacio queda libre para moverse. Una recomendación es que la mampara no lleve perfiles o que sea de una única hoja de cristal para no interferir en el campo visual.
  • El lavabo ha de permitir un paso holgado por detrás que se puede solucionar perfectamente con un diseño estrecho del lavabo, que los hay y muy chulos. La mayoría de marcas los incluyen en sus catálogos y para todos los estilos de baño.
  • El inodoro, mejor suspendido porque ocupa visualmente menos espacio y a efectos de limpieza, siempre se agradece poder limpiar bien por debajo del sanitario.
  • Anota también: la puerta, que sea corredera, porque ganarás todo ese espacio que ocupa su radio de abertura en el interior del baño.

El color blanco nunca falla en la decoración del baño pequeño

En materia de colores, ya sabes que el blanco, y en general los tonos claros, es el mejor aliado para lograr el efecto visual de más amplitud, clave en un baño pequeño o en cualquier espacio de medidas reducidas. Y, sobre todo, aplícalo si no hay luz natural, algo bastante habitual en la mayoría de baños de pisos, sobre todo. Piensa también que el blanco es sinónimo de limpieza e higiene, tan ligado a una estancia como esta.

Los sanitarios ya de por sí suelen ser blancos, y puedes acompañarlos con unos revestimientos también claros, y entonces darle el protagonismo cromático a los accesorios o detalles decorativos, que también resaltarán más sobre un fondo neutro.

Paredes del baño con personalidad

Otra opción, para que el baño no resulte demasiado ‘soso’ con todo tan claro, es elegir una de las paredes y darle cierta personalidad con un revestimiento diferente, llamativo, sea del material que sea: cerámico, papel pintado, madera… El hecho de tener paredes con diferentes acabados también aporta dinamismo al ambiente. Eso sí, es importante tratar de mantener una uniformidad cromática, jugando con los mismos tonos aunque los estampados sean diferentes, para aportar continuidad.

En muchas ocasiones, en nuestros proyectos elegimos esta opción de distintos acabados para las paredes, para diferenciar zonas, por ejemplo, la de la ducha, la del lavabo, etc.

Y no nos olvidamos del suelo: las baldosas mejor grandes porque siempre crearán el efecto visual de más espacio. No lo olvides, este es el objetivo clave en un baño pequeño.

Cuida mucho la decoración del baño pequeño

La parte final a la hora de montar un baño, en este caso pequeño, es la que está más relacionada con la decoración. Nuevamente, los medidas van a condicionar también esta parte cuando te plantees elegir los muebles y los accesorios.

  • Sobre el mobiliario del lavabo, si optamos por una cajonera, mejor que quede suspendida. Otra idea más sencilla para los bajos del lavabo son las baldas, ya que sobrecargan menos el espacio, aunque ten en cuenta que ahí está todo a la vista.
  • Un buen espejo amplía mucho el espacio. Puedes encargarlo a un cristalero a medida y colocarlo sobre el lavabo, ocupando el máximo espacio disponible de la pared. Otra opción es elegir un espejo más pequeño, con su marco, y que la forma y/o el material sea el protagonista.
  • Sobre otro tipo de muebles, mejor si son multiusos y con diseño en columna, y en la medida de lo posible, colocarlos en alto para no restar metros al suelo.
  • Utiliza cestas, taburetes, botes, estantes volados… Serán tus grandes aliados para organizar los utensilios habituales: toallas, jabones, cepillos, perfume, etc.
  • E incluye ese toque final coqueto de decoración en forma de velas, mikados, jarrón con flores, planta, etc.


En general, en una estancia pequeña, cuanto más despejado esté todo, mejor, lo que significa que hay que contar solo con las piezas indispensables. Y todo lo que se pueda guardar en un armario, ayudará a mantener el orden visual, también muy importante en un baño pequeño.

Hemos ilustrado este post con varios proyectos nuestros de baños pequeños para que te resulte más fácil inspirarte a la hora de decorarlo y de distribuirlo bien para que resulte práctico y funcional.

Otras entradas

Eventos y colaboraciones
Pia Capdevila colabora con importantes marcas de decoración
Inspiración
Antes y después de un proyecto de diseño de interiores en Barcelona
Soluciones
Cómo integrar chimeneas y estufas en la decoración
Tips deco
Las cortinas más recomendables para decorar tu habitación
Inspiración
Texturas y colores que son tendencia en decoración 2022
Los preferidos de Pia
Las alfombras a medida ideales (y sus marcas) para decorar tu salón este invierno