Buscar
Buscar

Cómo incluir una zona de trabajo en casa

Ya se avistan los últimos coletazos del mes de agosto y tras él, la vuelta a la oficina, a los colegios o al trabajo en casa. Y es de esto último que vamos a hablar en este post. Si necesitas crear o mejorar tu zona de trabajo, te interesa saber que tienes muchas posibilidades en varias estancias. ¡No te las pierdas!

agosto 23, 2023
Índice de contenidos

El boom que se vivió durante y post pandemia sobre el teletrabajo, llegó con fuerza y obligó a muchas personas a habilitar un espacio de trabajo en casa cómo y dónde fuera. Ya normalizada la situación, esta necesidad que vino casi impuesta, ha acabado integrándose como una realidad. Y aunque para los profesionales freelance no es una novedad, sí para los que ya trabajando en la oficina, siempre se traen algo de trabajo para terminar en casa o para aquellos que todavía hacen un combinado de teletrabajo.

La idea que queremos ofrecerte desde el estudio, y través de imágenes de nuestros proyectos, son las posibilidades que hay dentro de tu casa para ubicar un espacio de trabajo en diferentes estancias. Ya sea en el salón o en el dormitorio principal, las más habituales, pero también puedes aprovechar zonas de paso con soluciones muy buenas. Y te sorprenderás con algunos de nuestros proyectos donde hemos ubicado un espacio para trabajar donde menos te imaginas.

Escritorio integrando en el mueble principal del salón en esquina junto a la ventana.

Integrar el escritorio en el mueble principal del salón

La estancia más habitual es el salón, ya que por dimensiones es donde hay más posibilidades de añadir un rincón de trabajo. Si tomamos la pared principal, la más larga y la que suele acoger el mueble más importante del salón, recomendamos destinar uno de los extremos a colocar el escritorio. Mejor si es junto a la ventana, para tener luz natural. 

Puedes hacerlo a medida, con los mismos acabados y materiales que el mueble principal para que se integre mejor. O bien optar por un escritorio exento (como el de la portada del post), aunque siempre procurando que estéticamente quede bien dentro del conjunto del espacio. Ah! Y no te olvides de nuestras ideas de iluminación para decorar tu salón, también importantes para la zona de trabajo.

Galería colindante al salón transformada en despacho, con luz natural y espacio de almacenamiento.

Crear zona de trabajo en un espacio colindante al salón

Si tienes un espacio pequeño colindante al salón que siempre ha estado desaprovechado, ahora es el momento de darle una nueva y provechosa vida. Ya sea una galería o terraza cerrada ahora abierta al salón o bien la estancia de al lado que has decidido tirar el tabique, conviértela en la nueva zona de trabajo de la casa. No necesitas que sea muy grande, suficiente para poner un escritorio, que la silla tenga cierto margen de movimiento y unos muebles de almacenamiento o estantes. Eso sí, es importante que la tengas siempre ordenada dado que, aunque en una zona separada, queda abierta al salón.

Varios escritorios con cajoneras, aprovechando lateral acristalado del salón.

Uno o varios escritorios en el salón

De las dimensiones del salón y de la distribución va a depender dónde colocamos la zona de trabajo. Si tienes todo un lateral acristalado que no te deja demasiado margen de aprovechamiento, salvo la parte inferior de los ventanales, ¿por qué no situar ahí el o los escritorios? Porque si sois varios miembros de la familia que necesitáis un espacio así, encarga a tu carpintero de confianza un escritorio a medida alargado con cajoneras laterales. Y lo mejor es que por falta de luz natural para trabajar no será, pero es importante colocar cortinas o estores para evitar la luz directa del sol.

Dormitorio monocromático con escritorio integrado a cajonera.

Mesa versátil en el dormitorio principal: trabajo y tocador

La segunda estancia de la casa donde tendemos a situar una zona de trabajo es en el dormitorio de matrimonio. En las habitaciones de adolescentes ya es lo habitual, dado que los hijos están obligados a estudiar y hacer deberes, pero en el dormitorio principal suceden dos cosas. 

Una, que suele ser el más amplio y, por tanto, hay más posibilidades de añadir un escritorio. Y dos, muchas veces esta mesa tiene otras finalidades, también como tocador. Sea como sea, en el estudio nos gusta integrar la mesa en el diseño de otro mueble, normalmente una cajonera, aprovechando la misma altura. Su ubicación va a depender de la distribución que asignemos al dormitorio.

Trabajar en una zona de paso o pasillo es posible

Si tienes una zona de paso con cierta amplitud o te la planteas en la reforma integral de tu casa, piensa que una buena manera de aprovecharla es ubicando ahí esta zona de trabajo adicional, para momentos más o menos puntuales. Muy importante es que tengas en cuenta que el escritorio ha de quedar enrasado respecto al paso para no interferir, ya sea aprovechando un entrante entre pilares o bien integrado en el hueco de un mueble a medida. Y sobra decir que hay que mantenerlo siempre despejado y ordenado cuando no se utilice, dada su ubicación.

Por cierto, aprovechamos para darte otras ideas de cómo sacarle partido y decorar las zonas de paso y pasillos que seguramente más de una vez te han quitado el sueño.

Escritorio junto la puerta de entrada al hogar, con separador para marcar distancia especial y visual respecto al recibidor.

Puedes trabajar en la cocina o tener tu despacho junto al recibidor

Igual que pasa en el dormitorio principal donde el escritorio puede tener varias funciones, en la cocina pasa lo mismo. Te parecerá mentira pero es una de las estancias que se suele usar bastante para trabajar de forma puntual mientras, a lo mejor, estás preparando algo de comida. Sin importar demasiado sus medidas, ni si la cocina es abierta o no, es suficiente con tener una barra de desayunos y poder abrir tu ordenador o tomar apuntes durante una reunión. Si tienes una mesa, mucho mejor, claro.

Y a medio camino entre una zona de paso y uno de esos espacios de la casa que no sabes qué hacer con él junto a la entrada de la vivienda, puedes habilitar esa zona de trabajo que necesitas. Será suficiente con una mesa, una silla, y una luz directa tipo flexo. Y para añadir un toque decorativo especial, incorpora un separador de diseño bonito para marcar distancia espacial y visual respecto al recibidor.

Si aún estás de vacaciones, te quedan unos días antes de que llegue la vorágine de la vuelta al trabajo y puedes disfrutar inspirándote en nuestras ideas para crear o redecorar tu espacio de trabajo en casa. Y si ya estás a pleno rendimiento laboral, seguramente ver tu zona de trabajo en casa bien acondicionada, te ayudará a sobrellevar mejor la depresión post-vacacional.

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor