Buscar
Buscar

¿Mesa redonda o cuadrada para el comedor?

Es la pregunta del millón cuando te planteas tener que elegir la mesa del comedor. Ambas opciones son válidas y ambas tienen sus pros y contras. Como interioristas, te los contamos en este post para ayudarte a salir de dudas, junto con las medidas imprescindibles, y con fotos de nuestros proyectos de interiorismo para inspirarte en la decoración del comedor según el tipo de mesa.

noviembre 8, 2023
Índice de contenidos

La mesa del comedor es uno de los elementos indispensables de esta estancia de la casa. A su papel necesariamente funcional como pieza de soporte para comer, se le suman otros usos que forman parte de la rutina de cualquier vivienda, por ejemplo, para trabajar, hacer los deberes, doblar la ropa, etc. A efectos más estéticos, la mesa del comedor aporta confort al ambiente y debe responder al estilo que hayamos elegido del salón-comedor, ya tenga o no cocina abierta, una opción que ahora tiene mucha demanda.

Pero más allá de estilos decorativos y gustos particulares, el primer paso es saber si la queremos, o si la necesitamos (este matiz es importante), de forma redonda o cuadrada. Ambas son válidas, pero las dos no sirven para cualquier tipo de comedor ni para responder a otros aspectos, como el número de comensales, la superficie del espacio, etc.

Mesa de comedor extensible, rodeada de espejos para dar amplitud.

Las mesas cuadradas se integran mejor gracias a sus líneas rectas

Es cierto que la mesa cuadrada suele ser la más habitual en nuestros proyectos residenciales, por eso empezaremos a hablar de esta opción. Sus líneas rectas facilitan muchísimo su integración en el comedor porque los espacios suelen ser cuadrados o rectangulares. De esta forma, en la búsqueda de simetrías, se consigue un equilibrio visual importante.
Por estética, las mesas cuadradas ofrecen una imagen más portentosa, sobre todo cuando su tamaño rectangular es grande. En otras palabras, aportan más presencia al comedor.

Mesa de comedor cuadrada, pegada al lateral de la cocina semi-abierta.

Si el espacio es pequeño, se pueden elegir extensibles o pegar a la pared

Si el espacio es de reducidas dimensiones, una de las opciones más recurrentes de la mesa cuadrada del comedor es pegarla a la pared para ganar superficie. Y en el que caso que sea necesario porque tienes invitados en casa, siempre se puede separar de la pared y ganar asientos alrededor de la mesa. Quien dice pegada a la pared, también puede ser a un elemento separador creado a medida para el proyecto de interiorismo.

Además, otro recurso es añadir en uno de los laterales de la mesa principal, otra mesa cuadrada auxiliar. Una vez puesto el mantel, prácticamente no se nota esa mesa añadida. Otra ventaja de los modelos de mesa cuadrados es que tienen más opciones si la quieres elegir extensible, precisamente para estos casos puntuales de necesitar más plazas.

Comedor colocado en una esquina de la habitación, aprovechando el espacio con banco de madera conjuntado con la mesa.
Comedor con mesa y banco a conjunto, ambos muebles en la misma madera y acabado.

Si quieres tener un banco para comer, la mesa ha de ser cuadrada

Si por gustos o por necesidad del tipo de comedor, hay que hacer que una parte de los asientos sea un banco, los modelos de mesa cuadrados son perfectos. Además, permite ganar superficie al espacio y el banco siempre tiende a permitir más comensales que si se utilizaran sillas, estando muy indicados cuando hay niños.

Se suelen utilizar mucho los bancos para las mesas del comedor tipo office en la cocina. Y el tipo de banco puede ser uno completamente exento, que se pueda mover, o una pieza fija a la pared. En ambos casos hay que hacer que quede integrado en el conjunto, con los mismos materiales.

Las ventajas de las mesas redondas de comedor

Si hablamos de la otra opción, si tu comedor es más bien pequeño, lo más recomendable es que elijas una mesa redonda porque la forma se adapta mejor a este tipo de espacios y porque pegarla a la pared no es válido, entendiendo, eso sí, que también van a ser pocos los comensales que la van a utilizar. Este tipo de mesa favorece los ambientes más íntimos y recogidos, y ayuda a que las conversaciones fluyan mejor.

Entre las principales ventajas de las mesas redondas es que el pie suele estar centrado, lo que evita las temidas molestias de las patas. También con esta forma redonda o semiovalada es que se evitan los golpes que también ocasionan las esquinas de las mesas cuadradas, sobre todo cuando hay niños en casa.

Mesa ovalada para comedor muy grande.

Las mesas ovaladas, una opción para grandes espacios

Si la mesa es redonda, todos los comensales están a la misma distancia respecto al centro de la mesa, lo que facilita que lleguen a todo lo que haya encima de ella, siendo ideales para los juegos de mesa. Esto se convierte en un problema cuando la mesa redonda exige muchos comensales y el tamaño de su diámetro entonces requiere de un espacio muy amplio. De ahí surge la posibilidad de las mesas ovaladas, que son un término medio entre ambas formas.

En cualquier caso, las mesas redondas (u ovaladas), gracias a su forma curva, son ideales para cualquier número de comensales; en las cuadradas, que éste sea impar no favorece la puesta en escena, ya que los laterales obligan a cifras pares.

Medidas a cumplir para todas las mesas de comedor

De la misma manera que hay unas medidas imprescindibles en los baños, para las mesas de comedor -sean redondas o cuadradas- también debemos prestar a atención a las suyas propias. La altura de la mesa de comedor suele ser estándar y se sitúa en torno a los 70-75 centímetros para garantizar una postura cómoda y natural. En términos de comensales, se recomienda que cada uno cuente con un espacio de unos 60 cm, aunque también va a depender del tipo de silla elegida.

Una mesa convencional para cuatro personas, si la forma es redonda, suele tener un diámetro de unos 100-120 centímetros. Si es cuadrada, las medidas son de 150×150 cm y para ocho comensales, de 180×90 cm ó de 200×100 cm. Y por último, y no menos importante, es la distancia que ha de procurarse entre la silla y el mueble o la pared más próxima por su espalda y que ha de ser de unos 120 centímetros.

Esperamos que con este post hayamos aclarado todas tus dudas y que tengas un poco más claro si te conviene elegir mesa cuadrada o redonda para tu comedor. Hoy en día, además, se pueden comprar en una gran variedad de materiales acorde con el estilo decorativo del espacio, e incluso hacerla a medida, si así lo necesitas.

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor