Buscar
Buscar

Cómo distribuir dormitorios juveniles compartidos

Cuando llega el momento de cambiar la habitación del bebé para la etapa juvenil o adolescente, surgen muchas dudas a nivel de distribución, de decoración, etc., que se ven incrementadas si ese dormitorio va a ser compartido con otro/a hermano/a. En este post te presentamos diferentes opciones para ayudarte a elegir la que mejor te vaya.

marzo 6, 2024
Índice de contenidos

Los hijos crecen y, con ellos, las necesidades de su habitación cambian y es nuestra obligación como padres buscar la mejor solución para asegurarles un descanso confortable, una zona de estudio adecuada, una buena iluminación, una decoración a su gusto, etc.

Está claro que lo primero que va a marcar el proyecto del nuevo dormitorio juvenil es el espacio del que disponemos y más teniendo en cuenta que estamos hablando de que es compartido, por tanto, las necesidades se duplican. Pero no te preocupes porque existen muchas maneras de distribuirlo, tal como te mostramos en los diferentes proyectos residenciales familiares que hemos hecho.

Camas en paralelo para un dormitorio juvenil compartido

Vamos a empezar por la distribución más tradicional y sencilla de un dormitorio juvenil compartido que es la de disponer las dos camas de forma paralela, dejando un espacio central de separación. Cabe la habitual colocación de una mesita de noche entre ambas camas, también para compartir. Otra idea es jugar con las diferentes opciones que ofrece la pared, como la de diseñar un cabecero de obra que, a la vez, sirva como estantería o para guardar cosas.

Claro que dependiendo de la superficie del propio dormitorio, las camas pueden colocarse de una forma u otra, teniendo en cuenta que hay que facilitar el paso y dejar el máximo espacio posible a los pies de la cama. La ubicación de la ventana es otro elemento que determinará esta distribución, ya que también puede tratarse de un acceso a pie al exterior.

La opción de las literas para niños/as está entre las preferidas

Cuando las edades de los hermanos que comparten la habitación están más en la etapa infantil y no tanto en la adolescencia, las literas son una de las opciones más demandadas por la diversidad de montaje que ofrecen, por el almacenamiento extra con el que cuentan, por el ahorro de espacio que representan y, cómo no, por ese componente divertido que tiene para los niños/as.

Nuevamente, los metros cuadrados y el tipo de planta de la habitación es la que determinará cuál es la mejor distribución de las literas, siempre pensando en dejar el mayor espacio posible libre central para jugar, vestirse, etc. Piensa también que los fabricantes de literas pueden trabajar también a medida, para adecuarse a las necesidades particulares que solicites, como el tipo de escalera, si quieres cajones o baldas, etc.

Escritorio largo doble, dividido por una columna central y con espacio de almacenamiento simétrico.

La cama nido compartida deja más espacio para otros muebles

Si en casa no sois de literas o a tus hijos/as no les gustan, siempre se puede elegir una cama nido, donde la segunda se esconde debajo como si se tratara de un cajón. El principal inconveniente es que cada noche hay que sacarla y por la mañana, guardarla, si queremos mantener el orden visual.

A su favor, ofrece cierto margen de superficie libre que se puede aprovechar bien para otros muebles, como los dos escritorios que, situados, debajo de la ventana, también dejan muy despejado el espacio. Y también para los armarios, creando incluso un mini-vestidor con un módulo a medida, con extra de almacenaje.

Dormitorio juvenil compartido
Zona de estudio separada del dormitorio infantil por puerta corredera.

Dormitorio compartido y zona de estudio separados pero juntos

Las siguientes tres propuestas que te mostramos, ya requieren de un mayor espacio. Por ejemplo, en el caso de disponer de dos estancias colindantes, se puede destinar una a dormitorio compartido y la otra como zona de estudio y de juegos. La clave está en optar por una puerta corredera que, de alguna manera, ofrece la sensación de que se trata de un único espacio, abierto y mucho más amplio.

En este sentido, una recomendación muy importante que hacemos para estos casos es que, a efectos decorativos, de colores, texturas, materiales, etc. no hay que ver esta distribución como dos espacios separados, sino que han de compartir esta selección de elementos para, precisamente, potenciarlo como espacio diáfano, aunque con funcionalidades distintas, pero bien integradas.

La puerta corredera potencia y amplía el espacio diáfano compartido

Si seguimos con la práctica idea de la puerta corredera para comunicar dos estancias colindantes, y aunque cada hermano/a tenga su dormitorio con su respectivo escritorio en éstas, la sensación de apertura y de espacio único compartido se mantiene, sobre todo, en edades infantiles, ya que dicha puerta generalmente estará siempre abierta.

Pero también te advertimos que, conforme vayan creciendo, la cosa cambiará por que con la adolescencia, el deseo de intimidad y de refugio personal en su dormitorio hará que cada hermano/a quiera su propio espacio bien cerrado. ¡Y que no te extrañe que alguna vez te pidan cambiar la puerta corredera por una pared!

Dormitorio juveniles compartidos con baño incluido

Insistimos en que la superficie es la que influye a la hora de poder desarrollar esa idea que tienes en la cabeza para el dormitorio compartido de tus hijo/as. Y, si se te había pasado por la cabeza el deseo de que, además, pudieran tener su baño propio, integrado, para los dos, añádele la necesidad de plantearte las bajantes del agua y otras instalaciones.

La verdad es que es una idea que a nosotros nos gusta mucho. Se trata de, sobre una gran superficie rectangular, disponer un dormitorio a cada extremo con su armario y escritorio propio y, dejar la zona central para el baño al que accederán respectivamente desde cada habitación. La puerta corredera, en este caso, también se recomienda para ahorrar espacio.

El siguiente paso tras decidir la distribución, es saber cómo decorar y amueblar una habitación para adolescentes. Y si, concretamente, te interesa más la decoración para la zona de estudio, lee este post inspiracional. Pero si aún estás en la etapa infantil, no te pierdas nuestras 7 recomendaciones para los espacios de la casa para estas edades.

¿Qué te han parecido nuestras ideas de dormitorios juveniles compartidos? Has visto que hay bastantes opciones y seguro que alguna se ajusta a lo que necesitas y a tus gustos decorativos, ¿verdad? Cuando las ves en proyectos terminados es más fácil saber si pueden o no entrar en tus planes… o en tus planos!

Otras entradas

Inspiración
No te pierdas los elementos decorativos ideales para tu espacio exterior
Soluciones
Los sistemas de climatización que más instalamos en nuestros proyectos
Contract
El papel fundamental de la señalética en los hoteles
Tips deco
5 tipos de vestidores para darte ideas
Los preferidos de Pia
Las tiendas de decoración de Madrid que no puedes perderte
Inspiración
Cómo amueblar y decorar el recibidor